4Tolosa

Como una especie de corazón histórico de Gipuzkoa, Tolosa guarda en sus calles, restaurantes y montes la esencia de esta tierra. Si durante el siglo XIX fue la capital de la provincia, ahora Tolosa se ha convertido en el centro cultural, comercial y gastronómico de la zona interior. Aquí, prácticamente, tenemos de todo: los mejores carnavales de Euskadi, las alubias y piparras más famosas del mundo, muchísima cultura e incluso al hombre más alto del mundo. No se le puede pedir más a una ciudad como la nuestra.

¿Cómo se llega?

Tolosa está perfectamente conectada con cualquier otra parte de Euskadi. Si quieres venir en coche, la A-1 pasa justo por el pueblo, lo que nos pone a tiro de piedra de muchos sitios: estamos a media hora de Donostia, a poco más de una hora de Vitoria y Bilbao, y a cuatro horas de Madrid.

El tren de cercanías también es muy buena opción para llegar desde Donostia, Irún y los pueblos de la Gipuzkoa interior. Además, por supuesto, contamos con numerosas líneas de bus hacia diferentes partes de Euskadi.

Fuente Wikipedia

Cultura y naturaleza, esencias de Euskadi

Como buena antigua capital de provincia, Tolosa guarda los tres principales ingredientes que definen a Gipuzkoa: naturaleza, gastronomía y cultura. Y es que, aunque en el pueblo seamos poco más de 30.000 habitantes, aquí puedes encontrar opciones para todos los gustos en cualquiera de estos ámbitos.

A Tolosa siempre le ha acompañado la fama de ser un centro de conciertos, exposiciones o eventos de lo más variado. Y si hay un lugar que haya fomentado esta reputación no creo que sea otro que Bonberenea, el centro social autogestionado que es todo un símbolo en Euskadi. Ya sea como sala de conciertos, estudio de grabación, o centro de exposiciones, por Bonberenea han pasado nombres de lo más lucido del panorama nacional.

En esta misma línea, también cabe destacar el Beantatuz, nuestro propio festival internacional de grafiti — y con el que, en una de sus ediciones, tuve la suerte de colaborar pintando un mural—. ¡Por toda Tolosa podrás ver las obras creadas por artistas del festival en las fechas que toma la ciudad!

Además, también contamos con importantes recintos culturales como Topic —un museo de marionetas, donde se suelen ofrecer actividades y eventos—, el Museo del Chocolate o el Palacio de Aranburu, un precioso ejemplo del barroco vasco.

Luego, por supuesto, la naturaleza también ocupa una parte muy importante en la vida tolosarra. Son realmente recomendables las vistas desde el cercano pueblo de Altzo —donde encontrarás un museo dedicado al ‘gigante de Altzo’, en el que se basó la película de Handia—, así como los paseos a montes cercanos como el Izaskun, Leaburu y Gaztelu, donde la naturaleza más salvaje de Gipuzkoa hace desaparecer lo urbano en cuestión de minutos. Por supuesto, no es casualidad que la primera mujer del mundo en ascender los 14 ochomiles, Edurne Pasaban, sea de Tolosa.

Un lugar para saciar tu estómago

Luego, de la mano de su estatus cultural, también está el de Tolosa como centro gastronómico en Gipuzkoa. Quizás sin igualar la alta gastronomía que ofrece Donostia, Tolosa es famosa por varios de sus productos y platos típicos, así como por una enorme gama de festivales que tienen la comida como tema principal.

En Tolosa podrás probar las famosas alubias, el plato más típico del pueblo, así como las piparras de Ibarra (imagínate como saben que también se las conoce como langostinos de Ibarra), o las cejas y los cigarrillos de Tolosa. Luego, cada sábado por la mañana, puedes acudir al mercado donde los caseros bajan a vender sus productos: verduras, panes artesanos, quesos, miel, nueces, flores, etc.

Como si esto fuera poco, la fiesta de la alubia, del besugo, de la txuleta, la feria de la cerveza, la fiesta de la sidra y decenas de eventos gastronómicos se celebran, una vez al año, en el pueblo.

Por último, si quieres venir a probar los pintxos del pueblo, aquí te dejo unas recomendaciones personales: las croquetas del Ostaize y los champiñones del Danon con su receta secreta (ambos en Ibarra), el pintxo de kokotxas en el Orbela y el de pimiento relleno de bacalao del Ikatza. Si ya vienes con algo más de apetito carnívoro (y dinero), prueba a comerte una txuleta de Casa Nicolás, el templo de esta carne en Euskadi, escogido como mejor restaurante tradicional de Europa durante varios años.

Fuente hogarmania

Una época para visitar

En Tolosa tenemos tantas fiestas y eventos que es difícil decidir cuál es la mejor época del año para visitarnos. Sin duda, si te gusta disfrazarte, lo mejor es que te vengas durante los Tolosako Iñauteriak, uno de los carnavales más importantes a nivel nacional. La importancia que le damos es tanta que, incluso durante la dictadura, los tolosarras los siguieron celebrando, aunque bajo otro nombre: Fiesta de la Primavera.

Otra fecha señalada en Tolosa es la de las fiestas patronales de San Juan, el 24 de junio, en las que la gente y las hogueras toman las calles. En el colectivo artístico al que pertenezco, Boxa Arte Elkartea, preparamos una enorme fogata y organizamos danzas africanas y una cena popular con los vecinos del barrio, los artistas y todo el que se quiera unir. ¿No te apuntas?

Fuente Kulturweb